miércoles, 12 de diciembre de 2018

¿Navidad sin Navidad?

        Desde que Francisco de Asís, allá por la Nochebuena de 1223, en una cueva próxima a la ermita de Greccio (Italia), tuviera la ocurrencia de representar simbólicamente la noche del nacimiento de Jesús, la cultura del belén se extendió por todos los rincones del mundo católico. A buen seguro, porque la figura humana y entrañable del nacimiento de Dios haciéndose hombre bajo esa humilde condición fue una idea que impactó en las mentes poco doctas en ciencias pero ricas en fe de la gente del medievo.
        Las nuevas modas, las nuevas tendencias,  las nuevas tecnologías, la ingeniería social que nos asola, siempre a caballo  entre el negocio y la manipulación, están sacando los belenes de nuestras casas y de nuestras calles. El belén está siendo sustituido por simbología nórdica pagana de escaso recorrido en nuestra historia y en nuestra tradición. Los adornos navideños de las ciudades, los escaparates, los rincones de nuestras ciudades le dan la espalda a lo que nos enraíza en la tradición cristiana de nuestro propio concepto como nación. Se trata, en el fondo, de otro elemento más encaminado a negar la evidencia histórica de nuestra tradición, de nuestro estrato cristiano. 
      Los alumnos de Bachiller del Ángel de la Guarda han colaborado esta mañana, bajo la supervisión de su párroco, Don Bienvenido, en el montaje del belén de la Parroquia de la Santísima Cruz sumándose de esa manera a los cientos de miles de hogares que por estas fechas pondrán en sus casas el belén tradicional, reivindicando así el verdadero origen de la palabra Navidad (del latín, nativitas (nacimiento)). Así también, nuestros alumnos demuestran que las incongruencias de las nuevas tendencias no pueden quedar colgadas de un luminoso de lucecitas led en forma de tarjeta de crédito y no se puede hablar de Navidad, si nada nace, salvo el negocio de las grandes superficies. Parafraseando al cantante Melendi... "la Navidad la ha inventado el Corte Inglés", aunque si nos paramos a pensar... fue la Navidad la que realmente inventó todo...
 
 Si estás en un móvil, visita nuestra versión web para Tablet o PC en esta misma dirección o haciendo click justo al final de esta misma  página, donde pone "Ver versión web"

No hay comentarios:

Publicar un comentario